Un matrimonio muy pobre, sobrevive como puede trabajando duro. El hijo de estos, está receloso porque en el colegio se ríen de el, puesto que es tan pobre (como la película) que no puede comprar un uniforme. El niño crece mal portado y desarrolla un gran odio sobre su madre. Solo sabe emborracharse con el dinero que le roba a esta. Pronto, la mujer cae enferma, y debido a que se resbala con una piel de plátano, se rompe la cabeza contra el vil asfalto. Es ingresada en el hospital, y tras una charla conciliadora con su padre, el joven decide ponerse a currar y dejar de beber, para poder pagar la operación de su madre, y sacar a la familia adelante… pero a esas alturas, ya es demasiado tarde. Vamos, que no se han herniado, el desarrollo y el final es el mismo que en SUFRIMIETO DE UN PADRE. 






1 comentarios:

  1. Me gusto la película me conmovió bastante bueno yo tengo vida madre, toda las que la tiene con vida aprovéchela es lo mas hermoso que existen la vida el cariño de una madre es el amor fiel hijo es incomparables dice primer mandamiento honrar a tu padre y a tu madre..
    ¡Dios los bendiga!
    Alicia Salinas

    ResponderEliminar

 

Paginas Populares